Lean Management.

Nos ha parecido muy interesante un estudio de la Columbia Business School ya que tiene en cuenta dos factores que creemos fundamentales para entender el mercado laboral actual:

  • Trabajo en equipo, trabajo mucho más colaborativo, proyectos comunes, etc.
  • Desaparición gradual de mandos intermedios, o jefes de área, en las empresas, sustituidos por una monitorización (con datos e indicadores concretos) del desempeño de cada trabajador de un área concreta. Lean Management.

Este estudio los ha “enfrentado” de tal forma que según sus conclusiones parecen, en algunos aspectos, incompatibles.

Una conclusión clara a la que llegaba el estudio era que con este método de escrutinio de los rendimientos individuales, se fomentaba la competitividad y aumentaba el rendimiento, pero OJO, si los datos eran públicos, es decir, si todos los trabajadores de un área podían ver tanto sus datos como los de los demás.

Si los datos no son públicos, es decir, si sólo tienes acceso a tus datos pero no a los de los demás, la mejora era apenas perceptible.

Conclusión 1: “Las compañías con una cultura de trabajo colaborativa pueden ver serios problemas en la productividad y rendimiento si intentan utilizar los datos para fomentar la competición entre empleados”.

Conclusión 2: “los datos no son la panacea para sacar el máximo partido a los trabajadores”.

Conclusión 3: Como en otros aspectos de la vida, no se puede tener todo. Pretender que los trabajadores sean felices trabajando juntos, en equipo y que sean los más competitivos es difícil.

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2015-05-18/nuevos-jefes-competir-muerte-colaborar_794421/

Ante las conclusiones de este estudio,

¿Qué modelo elegimos?

¿Lo tomamos como regla o sólo como un estudio más a tener en cuenta?

Lo que “se ve venir” es que cada vez más se trabaja por proyectos concretos, para llevar a cabo esos proyectos se necesita un equipo compensado y equilibrado que lo realice, pero…¿podrán ser competitivos entre ellos sin dañar al equipo?… que es lo importante.

Por otra parte, se valoran cada vez más perfiles que sean capaces de crearse su propio trabajo, es decir, que tengan iniciativa, creatividad para aportar soluciones diferentes en el mercado.; Ahí, claramente, la opción competitiva es clave, ya que se ha de dar lo mejor de sí mismo para competir, pero ¿y si crece y ha de crear grupo?

Si eres competitivo, tendrás que ser muy bueno para no tener problemas con el grupo. El ejemplo de un equipo de fútbol (u otros deportes de equipo) nos puede servir. Sólo pueden permitirse no defender las estrellas del equipo, porque aportan aquello que el resto no puede, y el resto así lo entiende y acepta como bueno,  pero no puede haber 5 estrellas por equipo que no defiendan y no sean solidarios, ya que el grupo se resiente.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

You may use these HTML tags and attributes:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>